Cómo optimizar tu contenido para que coincida con la intención de búsqueda

Tabla de Contenidos

La producción de contenido es una parte crucial de la estrategia de marketing de muchas empresas. A menudo, es la única forma de impulsar la búsqueda orgánica como canal de tráfico viable. Y la creación de contenido conduce a la adquisición de backlinks, que hacen que todo el sitio web suba en las páginas de resultados del motor de búsqueda.

Además de eso, un buen contenido fortalece la autoridad de tu marca y ayuda a generar oportunidades de venta. Y ese no es el único objetivo empresarial que el contenido puede ayudarte a alcanzar.

Esto plantea un desafío único para el equipo de contenido. El contenido que producen debe estar optimizado para los motores de búsqueda y aportar un valor significativo al lector. La mayoría de veces, estos dos aspectos de la producción de contenido se toman en cuenta por separado. ¡¡Sin embargo, este no es el caso!!

La optimización de motores de búsqueda y la investigación de palabras clave, en particular, pueden proporcionar información útil sobre lo que le da valor al contenido. Si analizas las palabras clave en las que se centrará tu contenido y las optimizas correctamente para la intención de búsqueda, podrás encontrar exactamente lo que el usuario busca, aumentando la calidad del contenido.

¿Cómo se optimiza el contenido para la intención de búsqueda e incorpora la investigación de palabras clave en la estrategia de contenido? ¡Sigue leyendo y encontrarás todas las respuestas!

¿Qué es la intención de búsqueda?

¿Qué es exactamente la intención de búsqueda? Cada vez que un usuario de Google ingresa una palabra clave, tiene la intención de encontrar algo específico. Ese objetivo detrás de la palabra clave se llama intención de búsqueda.

Si enfocas una parte del contenido en una palabra clave cuya intención no conoces, corres el riesgo de tener una tasa de rebote alta. Los usuarios no verán lo que estaban buscando y volverán a hacer clic en los resultados de búsqueda para ir a buscar en otra parte.

Hay innumerables intenciones de búsqueda. A veces, una palabra clave puede tener varias intenciones. Sin embargo, todas ellas se pueden clasificar en cuatro tipos principales: palabras clave informativas, de navegación, transaccionales y comerciales.

  • Las palabras clave transaccionales son aquellas que se utilizan con la intención de realizar una compra. Puedes comprender fácilmente cuándo la palabra es transaccional porque muchas tendrán la palabra «comprar».
  • Las palabras clave comerciales son cuando un usuario no quiere comprar en el momento, pero está realizando una investigación sobre el producto o servicio. En muchos casos, las palabras clave con intención comercial se complementarán con frases o palabras que acoten la búsqueda, como «mejores tapetes rojos» o «reseñas de (el nombre de tu empresa)».
  • La intención de búsqueda detrás de las palabras clave de navegación es encontrar un sitio web o una página específica. «Amazon» o «Ikea» se consideran palabras clave de navegación porque cuando los usuarios las escriben en el motor de búsqueda, quieren ver un sitio web o una página específica.
  • Los usuarios que buscan palabras clave informativas quieren aprender algo. Estas palabras clave pueden ser largas y específicas, como «cómo mantener la integridad de la marca», o muy cortas, como «integridad de la marca». En el caso de esta última, es probable que Google muestre páginas que expliquen qué es la integridad de la marca.

Cómo determinar la intención de búsqueda

No todas las palabras clave tienen una intención clara del usuario. Las palabras clave más cortas pueden ser interpretadas de manera diferente por el motor de búsqueda y el usuario, y es aún más difícil comprender la intención de búsqueda de palabras clave más largas con intención informativa. Ya que tu contenido debe ajustarse a la intención de búsqueda, el primer paso para producir cualquier contenido o página es comprender la intención de búsqueda de las palabras clave.

A continuación te mostramos cómo puedes hacerlo con cualquier tipo de palabra clave.

1. Analiza la parte superior de la SERP

El primer paso para comprender la intención del usuario detrás de una palabra clave es mirar la página de resultados del motor de búsqueda (SERP). Google es bastante bueno para comprender la intención de búsqueda de las palabras clave y, si la palabra clave tiene una cantidad de tráfico decente, el motor de búsqueda ya tiene una visión de la mejor respuesta. La página de resultados será la forma más sencilla de determinar cuál es la intención.

Si estás trabajando con palabras clave informativas, debes ir un paso más allá de la SERP y echar un vistazo al contenido de los resultados de búsqueda. Observar qué temas plantea ese contenido además de cubrir la palabra clave principal, cómo se hace y qué recursos útiles ofrecen los artículos.

Incorpora esto a tu estrategia de contenidos y planifica mejorar el material existente. Puedes explicar el concepto con más profundidad, agregar secciones con procedimientos o casos de estudios, o agregar elementos interactivos y ayudas visuales producidas por tu equipo. O puedes tomar otra ruta y escribir sobre el contenido desde un ángulo completamente diferente.

Las palabras clave de navegación no son difíciles de optimizar: siempre que menciones el nombre de tu empresa en el título, la etiqueta meta descripción y los encabezados H1, y tengas un backlink, es casi seguro que te posicionarás en los resultados de búsqueda de tu marca.

Lo mismo ocurre con la intención transaccional. La optimización de la intención de búsqueda no debería ir más allá de mostrar que la intención es transaccional y hacer que el título y la meta descripción coincidan.

El contenido con fines comerciales debe hablar sobre una marca o producto en particular de una manera que lo haga atractivo para el usuario, ya sea una comparación, una revisión detallada u otra cosa. Además, es una buena idea incluir un llamado a la acción para convertir una parte del tráfico.

2. Usa herramientas para conseguir datos prácticos

Busca palabras clave similares para comprender el tema en profundidad. Para no tener que buscar manualmente docenas de palabras clave, puedes utilizar herramientas especializadas de investigación de palabras clave. Por ejemplo, el generador de palabras clave de SE Ranking te permite encontrar palabras clave similares y relacionadas de forma masiva. Proporciona todas las métricas necesarias para cada palabra clave, incluida la intención, el volumen de búsqueda, la dificultad, etc. También te ayudará a comprender qué quieren las personas que buscan tu palabra clave principal.

Después de eso, podrás ver la SERP de cada palabra clave directamente en la plataforma. Realizar un análisis rápido de los resultados de búsqueda de palabras clave similares e incorporar los hallazgos a tu estrategia de contenidos.

3. Pon atención a otros datos de la SERP

Cuando hayas analizado tus palabras clave principales y secundarias, comprueba otra información en la SERP, como fragmentos destacados.

Los fragmentos destacados son piezas de contenido que Google considera respuestas perfectas a la intención de búsqueda, por lo que estudiarlos es esencial para optimizar la intención de búsqueda.

Si una consulta de búsqueda no tiene un fragmento destacado, ¡puedes intentar posicionarla tú mismo! Es probable que atraigas más tráfico a tu página, ya que se muestra antes que el resto de los resultados orgánicos.

Estudiar la sección Otras preguntas de los usuarios es una buena fuente de ideas para trabajar con contenido con fines informativos. Las personas que buscan tu palabra clave principal probablemente también quieran saber acerca de las cosas que se mencionan allí, entonces, ¿por qué no incluirlas en tu contenido?

Consultar los anuncios de búsqueda para una palabra clave en particular puede ayudarte a comprender qué tan comercial es. Si cuatro anuncios se dirigen a esa palabra clave, es probable que el tráfico tenga una buena conversión y puedas agregar una llamada a la acción al contenido.

Cómo hacer coincidir tu contenido con la intención de búsqueda

Crear contenido para la intención de búsqueda y que coincida estrechamente con lo que buscan los usuarios puede diferenciar tu sitio web de la competencia. A continuación te mostramos cómo puedes incorporar aún más los resultados de tu análisis de intención de búsqueda en la estrategia de contenidos.

Considera el ciclo de compra

Primero debes considerar la etapa del ciclo de compra a la que corresponde la intención particular de un usuario. Por ejemplo, la intención transaccional corresponde a la última etapa del ciclo de venta, por lo que debes crear tu contenido en consecuencia.

Las palabras clave transaccionales requieren prácticas de ventas estándar además de un poco de optimización de la meta descripción y el título de la palabra clave principal. Analiza páginas de ventas con buen rendimiento y piensa en lo que tu cliente espera ver: productos y precios, descripciones detalladas, pasos de compra claros o una sección de preguntas y respuestas.

La mayoría de los artículos informativos atraen a personas que se encuentran en la etapa de concientización del proceso de ventas. No se puede bombardear al usuario con argumentos de venta y esperar una alta tasa de conversión.

Es justo incorporar tácticas de ventas en el contenido en el que estás trabajando con respecto a las palabras clave con intención comercial. Las consultas de búsqueda como «cómo contratar una agencia de publicidad» son de naturaleza comercial: un usuario busca información sobre la inversión que está a punto de realizar.

Analiza el formato del contenido

La investigación de contenido debería darte una idea general de lo que quieren ver los usuarios que buscan una palabra clave. Por ejemplo, las personas interesadas en ejemplos de publicidad probablemente quieran ver ejemplos en lugar de simplemente leer sobre ellos. En este caso, tu contenido podría beneficiarse más con elementos visuales.

Muchas consultas de búsqueda, especialmente las de instrucciones, pueden tener videos en los resultados de búsqueda. Esto puede indicar que el contenido de tu blog puede beneficiarse al agregar contenido de video porque es lo que interesa a los usuarios.

Metadatos convincentes

Los metadatos como etiquetas de títulos y meta descripción son cruciales para el SEO porque incluir tus palabras clave principales en ellos es una señal directa para el motor de búsqueda sobre lo que trata la página. También ayuda en la optimización de la intención de búsqueda.

Una meta descripción te proporciona 160 símbolos que se pueden mostrar en la SERP. Trátala como un tweet para incentivar a los usuarios a hacer clic en la página.

Utiliza tu comprensión de la intención del usuario para transmitirle que obtendrá lo que está buscando. Pero recuerda que Google ahora puede sustituir la descripción que proporciones por un fragmento de texto que considere más relevante. Esto puede suceder cuando el contenido tiene varias palabras clave de cola larga y su descripción cubre la palabra clave principal. Para otras palabras clave, Google puede mostrar una parte relevante del texto.

Implementa datos estructurados

El uso de datos estructurados es esencial para las páginas de productos con intención transaccional, ya que puedes incluir detalles importantes como calificación, disponibilidad, horas de trabajo, etc. De esta manera, el usuario tendrá información básica sobre tu negocio directamente en la SERP y habrá más probabilidades de que haga clic en tu página.

Las empresas que venden servicios también pueden agregar una calificación si se aplica a la industria.

Esto también puede resultar útil para optimizar la intención de búsqueda informativa. Al agregar datos estructurados a tu sección de preguntas y respuestas, puedes obtener enlaces de navegación adicionales en la página que los lectores verán en la SERP.

Puedes agregar datos estructurados a tus páginas utilizando Schema.org, el asistente de marcado de datos estructurados de Google, o un complemento de WordPress para marcado de datos estructurados.

Optimización del contenido para la búsqueda: próximos pasos

Agregar otro paso a tu flujo de trabajo del contenido puede ser un poco tedioso, pero podría ser un paso clave para llevar tus páginas del top 10 al top 3. Si no estás completamente seguro de hacer esto parte de tu flujo de trabajo, pruébalo.

Elige varios contenidos que estén estancados en la segunda o tercera página de Google y profundiza en la intención de búsqueda de ellos. Intenta aplicar los pasos descritos anteriormente a esas páginas y, si ves que las métricas de conversión aumentan, habrás encontrado la respuesta.

Un consejo importante que puede agilizar significativamente tu progreso es no tratar la optimización como un trabajo puntual. Vuelve después de un tiempo a las páginas que has optimizado para analizarlas nuevamente, añade nuevas palabras clave y actualiza el contenido. No sólo es una buena práctica para detectar errores del pasado, sino que a Google también le gusta que el contenido se actualice constantemente.

AUTOR

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

¿Alguna vez te has preguntado cómo evitar que ciertas páginas de tu tienda ShopifyShopify es una plataforma de comercio electrónico que permite a individuos y…

¿Sabías que puedes controlar cómo los motores de búsqueda acceden a tu tienda Shopify mediante el archivo robots.txthttps://www.youtube.com/watch?v=5qoHAK5yE8M ¿Qué es el Robots.txt? El archivo robots.txt…

¿Te imaginas tener un blog que atraiga miles de visitas a tu tienda en línea, aumentando tus ventas y visibilidad? Con Shopify, esto es totalmente…

Suscríbete a la Newsletter

Recibe las últimas noticias y aprende de SEO y Google ADS